jueves, 31 de marzo de 2011

Flor de la Hoya Retusa

A mediados de marzo me llevé la grata sorpresa de ver que mi hoya retusa se estaba preparando para florecer.

Sus flores son individuales, pequeñas y blancas con el centro rojo oscuro. Desprende un olor suave, dulce y discreto. Tanto, que no todo el mundo es capaz de percibir. Aunque he observado que pierde parte de su timidez según va anocheciendo, así que cuando más se aprecia y disfruta de su aroma es a plena noche y según va amaneciendo se va volviendo tímida otra vez.

Yo soy la única afortunada en casa que nota su olor y está disfrutando de su aroma.

Os voy a mostrar el proceso de desarrollo de la flor, para que podáis disfrutarla conmigo.

Pedúnculo en proceso de desarrollo



Pedúnculo avanzado y desde varias perspectivas





Abriéndose



Abierta