miércoles, 25 de mayo de 2011

Gymnocalycium Baldianum

Al ir a regar Xavi ayer, se encontró a mi Gymnocalycium Baldianum abriendo y me dio la gran noticia y una gran alegría.

Después de dos años de espera supe que iba a ser blanca y que tenía que tener la cámara preparada para cuando diera más el sol en mi galería, ya que iba a ser el momento de su mayor belleza, su mayor esplendor.


Así de bonita era ayer ya:
Entera

De lado

Desde arriba

Hoy a las 17:00h, he cogido mis muletas, me he colgado la cámara al cuello y he ido a ver que me encontraba.
Mis ojos se han abierto de par en par al ver está maravilla. Su único defecto, no desprende olor (o yo no lo noto).

Entera

De lado

La flor abierta

Gracias Xavi. La entrada va por tí.


Información de la planta:

  • Familia: de las cactáceas y su procedencia es Argentina.
  • Temperatura: Soporta condiciones de semisombra o sol directo (unas horas) y no suele tolerar temperaturas por debajo de los 10ºC . Durante el invierno se puede tener en el interior de casa en una zona iluminada y cálida, pero a la llegada del buen tiempo hay que sacarla al exterior.
  • Agua: En época de calor necesita más riegos que la mayoría de las suculentas, pero hay que tener cuidado con pasarnos, ya que la podemos pudrir (más vale pecar que lamentar) y nada cuando hace frío.
  • Abono: Abonar durante la primavera/verano una vez al mes con productos específicos para cáctus o crassas/suculentas o que sean bajos en azufre.
  • Sustrato: Tierra porosa y con un buen drenaje. No poner planto que pueda retener el agua y por lo tanto lo absorba la planta.

domingo, 22 de mayo de 2011

No les votes

Mañana día 22 de mayo del 2011, todos a votar.

El pueblo se tiene que hacer escuchar. En lugar de un gobierno tenemos un patio de colegio donde PP y PSOE se quejan a la profe (pueblo) de lo que ha hecho mal uno y el otro. Pero la realidad, ninguno de los dos hace nada para mejorar las cosas.

Me avergüenzo de los que nos representan y de los que nos representaron en el pasado.
Levantemos la voz, no nos quedemos con los brazos cruzados.

Aplaudo y admiro a los que han ido a las acampadas que ha habido por toda España y me lamento que por mi situación actual, no poder haber ido.

No nos quedemos en casa, no votemos en blanco, porque les regalemos escaños y lamentar después no sirve de nada.